El programa Arte para la Vida cerro sus labores para el primer semestre de 2017. La actividad se realizó el pasado 10 de junio con la participación de los asistentes a los cursos de actividad física, dibujo, ballet y teatro. Cada uno de ellos nos mostró un producto final en los que pudimos ver un despliegue de creatividad, arte y expresión aplicado en un mensaje de paz y reconciliación.

El grupo de actividad física nos dio una muestra de lo que se hacia en cada clase y nos evidenció la importancia de tener espacios para mover nuestro cuerpo y mejorar nuestra estado físico.

Las niñas de Ballet desplegaron con gracia, elegancia y habilidad su destreza en esta hermosa disciplina. Aunque están dando sus primeros pasos cada una de ellas mostró que tienen talento para forjarse en este bello arte.

Por su parte las niñas y los niños del curso de dibujo exhibieron pequeñas obras de arte que nos muestran que hay talento. Cada uno expuso a través de su trazos y pinceladas algo que les gusta así nos dimos cuenta como  nuestros niños y niñas aman la naturaleza y quieren expresar sus convicciones a través del arte.

Finalmente fuimos espectadores de una maravillosa obra de teatro. En ella se desarrollo una historia bastante disiente sobre el conflicto armado y el perdón. Fue un drama que nos muestra la necesidad de una verdadera reconciliación al interior de nuestro país.  Lo jóvenes que participaron en este punto mostraron como crecieron en la interpretación y la puesta en escena.

Seguimos invitando a toda la comunidad cercana a ser parte de estas iniciativas que buscan desarrollar espacios lúdicos y artísticos donde los niños, jóvenes y adultos exploren sus habilidades para potenciarlas y usarlas en una nueva cultura de paz y reconciliación.

Clausura Arte para la Vida – Testimonios de paz